sábado, 04 de febrero de 2023

La renta de las familias españolas acumula una caída anual de seis puntos porcentuales por culpa de la inflación

Un dato que supera a lo registrado en países como Alemania, Italia o Francia

El dato alarma. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la renta de las familias españolas ha descendido seis puntos desde que se produjera el cierre del pasado ejercicio. Se trata de una de las caídas de poder adquisitivo más pronunciadas de Europa, muy por encima de lo registrado en países como Alemania, Italia o Francia. Si bien es cierto que la pandemia propició que se disparara el ahorro en los hogares patrios, es ahora la inflación la que se encarga de ir devorándolo poco a poco. El estudio ‘Golden Quarter’ elaborado por la consultora KPMG revela que el consumo mantiene los niveles de 2021 al mismo tiempo que el gasto anda desbocado, lo que podría suponer una merma anual de tres mil euros per cápita.


Con este panorama rasgando el trimestre final, los españoles hacen lo posible por no caer en el endeudamiento, evitando a toda costa la búsqueda de una financiación transitoria que palie los efectos de la subida generalizada de los precios. Desde luego, la resistencia tiene lógica, máxime cuando los tipos de interés continúan con su escalada particular. Los datos reflejan cuál está siendo la fórmula para encontrar una salida: el dinero ahorrado ha sufrido un pellizco de más de 15 mil millones de euros en el último año.


renta


El ‘Golden Quarter’ refleja la trayectoria que ha venido experimentando el ahorro desde que alcanzara su pico más alto entre marzo y junio de 2020, coincidiendo con el primer confinamiento que trajo consigo la pandemia de la Covid-19. Aunque en los meses sucesivos el dinero reservado se mantuvo prácticamente intacto, fue en la última curva de 2021 cuando este comenzó a disminuir en cantidades significativas, hasta que ya en el presente curso, por culpa de la inflación, el fenómeno ha pasado de ser una anécdota a convertirse en una constante.


Una vez más, los números son concluyentes: en cuestión de doce meses el ahorro de los españoles ha caído de los 55 mil millones de euros a los 38 mil millones de euros. Se trata de una situación que ha generado que la parte del producto interior bruto (PIB) que el país destina al ahorro caiga hasta el 8,5%, algo más de dos puntos por debajo de lo registrado en 2019, en época prepandémica. Desde KPMG tienen claro que es más que probable que esta tendencia mantenga su ritmo, teniendo además en cuenta que el Índice de Precios de Consumo (IPC) firma a día de hoy una subida anual del 8,9%.


A plazos y seguros

Con la inflación en plena galopada, otro de los hábitos del consumidor que desvela la dimensión del tablero económico es sin duda la tendencia que existe hacia el endeudamiento. Según la plataforma online de crédito Younited, el 40 por ciento de los compradores españoles afirma haber pagado a plazos en el comercio electrónico, a través de lo que se conoce como ‘Compra ahora y paga después’ (BNPL). La alta demanda de este tipo de servicios en internet está provocando que crezca el volumen de empresas que se dedican a ello.


De hecho, son numerosas las entidades bancarias que ya disponen de su propia app para ofrecer pagos fraccionados: Sabadell, BBVA y Bankinter han creado Plazox; Banco Santander ha hecho lo mismo con Zinia; y Caixabank cuenta con Izzinow. No obstante, la compañía que lidera el mercado sigue siendo PayPal, que brinda plazos de hasta sesenta días para compras con importes comprendidos entre los 30 y los 2.000 euros. Además, si en algo marca la diferencia es en su sistema de seguridad, que sigue el modelo de entornos virtuales como los bancos de nueva generación y las plataformas de juegos de azar, donde la protección de los datos personales del usuario está siempre garantizada.


En este sentido, los bancos han apostado por adaptarse a las exigencias de las nuevas tecnologías y se han convertido en verdaderos expertos a la hora de encriptar la información sensible de los clientes. Para esta tarea suelen utilizar en sus portales web el conocido como certificado TLS (Transport Layer Security), una herramienta informática que se ocupa de blindar los números de cuenta, los nombres y las claves privadas que se transfieren hasta el servidor, evitando así que queden expuestos frente a la amenaza de los hackers.


PayPal y su tecnología más avanzada

En su camino hacia el refuerzo de la ciberseguridad, PayPal ha logrado añadir a su estructura la dotación tecnológica más avanzada que existe. La plataforma utiliza un sistema de monitorización tan potente en el intercambio de dinero, que incluso las páginas de juego online más importantes incorporan este servicio a sus métodos de pago. De hecho, es fácil encontrar un casino paypal España en los rankings de las mejores salas de juego, teniendo en cuenta que garantiza en todo momento la protección de las transacciones económicas y que evita que se produzcan delitos de suplantación de perfiles. Esto último es gracias a la puesta en marcha del sistema KYC (Know your customer), un protocolo de verificación que se encarga de confirmar telemáticamente que la persona que intenta acceder a una cuenta es en efecto quien dice ser.


Mientras la inflación acaba con 17 mil millones de ahorro provenientes de la pandemia, el futuro de las familias españolas se antoja marcado por la contención del gasto y los recortes. Con diciembre a la vuelta de la esquina, una de las épocas de mayor desembolso, sólo resta esperar a ver cómo evoluciona la economía.


Imagen: Pixabay.
Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España